lunes, 21 de julio de 2008

Vos vas siempre tan de prisa/ocultándote en la risa/tal vez nunca entendiste/que mi paso es lento y triste

Relata el más enfermo dylanólogo de lengua castellana, Rodrigo Fresán: “Dylannunca se llevó bien con Andy Warhol: accedió a participar en uno de los screentests de The Factory pero, para horror del pintor, exigió a cambio e in situ, una vez concluida la filmación, uno de los cuadros que hizo Warhol con la figura de Elvis Presley. Cuentan que Warhol, al borde del colapso, no pudo sino entregarlo y que contempló espantado cómo Dylan lo ataba en el techo de su auto y se alejaba de allí para no volver. Tiempo después, para horror de Warhol, Dylan le daría su Elvis a Albert Grossman a cambio de un sofá”. Ja, ja. Ya era un viejo hijo de puta.
A continuación, algunos versos de “Positively 4th Street”. 4th Street era la calle de los cantantes folk en Manhattan, el punto de reunión. Cuando Bobby quiso ser diferente, a los muchachos no les gustó. ¿Qué carajo quiero decir con todo esto? Nada muy relevante: es preferible ser un viejo hosco pero genuino, que un lobbysta cool.
“Tienes mucha cara/para decir que eres una mano amiga/todo lo que quieres es estar/del lado del ganador”
“Sé la razón/de que hables a mis espaldas/yo solía estar en el grupo/en el que tu estás ahora”.
“Me ves en la calle/siempre pareces sorprendido/dices, "¿qué tal estás?, buena suerte",/pero la verdad, no lo sientes”
“Me gustaría que sólo por una vez/pudieras ponerte en mis zapatos/y durante ese momento/yo estaría en los tuyos”.
“Sí, me gustaría aunque sólo fuera por una vez/que pudieras ponerte en mis zapatos/para que te dieras cuenta qué fastidio/supone verte”.
PD: ¿Vieron que un buen poeta no necesita demostrar todo el tiempo que leyó a Rimbaud oa Allen Ginsberg?
PD 2: Todo este descargo tan elíptico como directo puede ser eliminado por ustedes cuando lo deseen…si no lo haré yo, en un par de días, cuando se me pase.

1 comentario:

josefina dijo...

Warhol coleccionaba, neuróticamente, diferentes cosas en miles de cajas de zapatos

yo le robé unos cuantos recortes de revista que encontré en uno de sus calzados